martes, 15 de mayo de 2012

Cabrillas con tomate


Cabrillas con tomate



Cabrillas con tomate es una receta para 4 personas, del tipo , , de dificultad y lista en minutos. Fíjate cómo cocinar la receta.
receta de Cabrillas con tomate
Ingredientes
- 1 kg de cabrillas
- 6 dientes de ajo
- 2 cebollas
- 3 tomates maduros
- 2 pimientos verdes
- 1 hoja de laurel
- ½ vaso de vino fino
- Aceite de oliva
- Sal
- Agua

Cómo hacer Cabrillas con tomate




Dejamos ayunar las cabrillas en un recipiente (tapado pero ventilado) durante un dí­a y lavarlas a fondo, con varios enjuagues bajo el grifo.
En una cacerola echamos agua frí­a, un poco de sal y las cabrillas limpias y enteras. Lo ponemos todo a fuego lento hasta que comience a hervir. Dejamos cocer diez minutos y apagamos. Colamos las cabrillas y tiramos el agua de la cocción.
Mientras, preparamos el sofrito con el aceite de oliva, el ajo, las cebollas, los pimientos y los tomates.
Cuanto esté dorado, echamos las cabrillas y el vino fino con medio vaso de agua, movemos y cocemos unos 15 minutos a fuego lento. Probamos cómo está de sal.
Servir caliente en su salsa.

Boquerones en vinagre

Boquerones en vinagre

 
Boquerones en vinagre es una receta para 4 personas, del tipo , de dificultad y lista en minutos. Fíjate cómo cocinar la receta.
receta de Boquerones en vinagre
Ingredientes
- 1 kg de boquerones
- 3 dientes de ajo
- Perejil
- Vinagre
- Aceite de oliva
- Sal

Cómo hacer Boquerones en vinagre

Limpiamos y lavamos los boquerones, que han de ser frescos y grandes.
Los dejamos macerar con agua y vinagre durante tres horas aproximadamente en un recipiente hondo.
Pasado el tiempo de maceración, los pasamos a una fuente escurridos y les echamos el perejil picado y el ajo laminado con un buen chorreón de aceite de oliva.
Los servimos en frí­o acompañados con un pincho de pan.

AROS DE CEBOLLA


Aros de cebolla es una receta para 4 personas, del tipo , de dificultad y lista en minutos. Fíjate cómo cocinar la receta.
receta de Aros de cebolla
Ingredientes
- 1 cebolla grande
- 1 taza de harina
- 1 yema de huevo
- 1 cucharada de levadura
- 1 vasito de leche
- aceite
- sal


Cómo hacer Aros de cebolla




Pelamos la cebolla, la cortamos en aros finos y la ponemos en agua frí­a unos 30 minutos. Mientras, mezclamos la harina, la levadura y la sal.
Deshacemos la yema en la leche, añadimos una cucharada de aceite y lo unimos con la mezcla de harina, levadura y sal, hasta que formemos una crema.
Escurrimos los aros, los secamos y los remojamos en la crema.
Por último, en una sartén mediana ponemos abundante aceite, lo calentamos y freí­mos los aros.

domingo, 13 de mayo de 2012

CHURROS CASEROS

CHURROS CASEROS FACILES

    1 tazón de harina candeal (ver nota)
    1 tazón de agua
    1 cucharada de aceite

    5 gr. de sal
    Aceite en abundancia para freír


En un cazo con el agua, la sal y el aceite puestos al fuego, se echa toda la harina.

Cuando rompa a hervir, se mueve rápidamente con la espátula hasta que se forme una masa espesa y fina.

Cuando esté fría, se pone en la churrera echando los churros en abundante aceite muy caliente, y friéndolos hasta que estén dorados. Se pueden espolvorear con azúcar. Y a mojar con chocolate que esta muy rico

NOTA
 La harina candeal es una harina apta para panificación. Piensa que es la que generalmente compran en las tahonas para pan. Tiene un contenido medio en glutén, panifica bien, soportando incluso dobles fermentaciones, y largos tiempos de fermentación. Y es mucho más agradable de trabajar que la de fuerza de Makro, que tiene muchísima correa, y hay que sudar de lo lindo para amasarla y darle forma.

Ahora, si lo que quieres hacer es bollería o repostería con levadura de panadero, no lo dures, usa la de fuerza cuando aumenta la cantidad de grasa, azúcar y huevos, se agradece mucho el alto contenido de glúten a la hora de la fermentación, es mucho menos crítica con el tiempo, y tienes unos resultados estupendos.

Si lo que quieres es hacer pan tipo inglés, con alto contenido en mantequilla, también estará mucho mejor con arina de fuerza.

Y para panes normales, y si te quieres divertir un poco, juega a mezclar ambas harinas en diferentes proporciones, y verás como varía el comportamiento de las masa.